Todo quedó entre suizos

Lars Forster ganó la última parada de la Copa del Mundo y Nino Schurter se ha llevado la clasificación general en la última prueba puntuable de la temporada.

Compañeros de equipo en el Scott-SRAM y en la selección helvética no tuvieron ningún tipo de acuerdos, ni recibieron órdenes del cuerpo técnico, cada uno salió a hacer lo mejor que sabe hacer, incluso estando en juego el el récord de victorias de Julien Absalon en Copas del Mundo.

Una carrera plagada de alternativas y cambios de guion en un circuito corto y rápido que ha propiciado, una carrera rápida y plagada de alternativas. Probablemente una de las más abiertas de la temporada. Un numeroso grupo se ha formado en cabeza de carrera en una competición peculiar dado que los ciclistas han tenido que dar 9 vueltas al circuito, prueba de que cada vez los circuitos son más cortos y explosivos.

Todo hacía indicar que Nino Schurter iba a ganar su 33ª Copa del Mundo igualando el récord de Julien Absalon, con Lars Forster de escudero. Pero en el último repecho, el biker que siempre compite sin guantes ha atacado ante la sorpresa de todos y así llevarse la victoria.

“Siempre espera lo inesperado. Gracias a la leyenda Nino Schurter por esta increíble carrera” decía Forster por sus redes sociales y el ocho veces campeón del mundo a su vez lo felicitaba

“Estoy muy feliz por Lars Förster, se merecía ganar después de una dura temporada”

Es bueno recordar que el vigente campeón de Europa sufrió tres aparatosas caídas en el embarrado circuito de Albstadt que le provocaron diversos hematomas en la rodilla y pies, y desde entonces su rendimiento no fue el mismo, la victoria lo deja con la moral en alto de cara a la próxima temporada.

Marotte lograba la tercera posición, Avancini era cuarto y Tempier completaba el podio.

Compartir en: