Curiosidades del Tour de France #8

Curiosidades del Tour de France #8

Siguiendo con las publicaciones de Curiosidades del Tour de France y tratando de concluirlas todas antes de pasar a artículos similares sobre Curiosidades del Giro de Italia!

Espero pronto empezar a publicarlas!

Hola amigos ciclistas, ahora vamos con las curiosidades del año1951 muy interesante sé que les va gustar, me pareció que tenía muchas cosas interesantes así que incluí solo este año en esta entrega

1951

Por primera vez el Tour se dirige hacia la parte interna del país en el macizo central, cruza el Mount Ventoux e inesperadamente parte fuera de París.

Hasta 1951 el Tour había seguido la ruta hexagonal por el  borde del país, nunca se había aventurado al interior. Solo una vez, en 1926, la carrera no había partido de París. Los 123 corredores de12 nacionalidades diferentes y el equipo nacional partieron a los 4.692 km, 24 etapas en sentido contra las agujas del reloj (primero Los Pirineos) alrededor de Francia partiendo de Metz.

Se habría sugerido que Kubler si corría el Tour de 1951 lo haría dando soporte a Koblet. Por esa razón se dice que declinó participar ese año.

El mayor rival de Koblet debió ser Fausto Coppi, pero el legendario italiano recién enterraba a su amado hermano Serse. Esa pérdida dejó a Coppi sin condiciones para el Tour. Este terrible luto de Coppi se manifestó en incontrolables vómitos y náuseas en algún momento del Tour.

Fue en la etapa 11 del Tour que Koblet se convirtió en una inmortalidad del Tour. Era una etapa de transición en la cual la sabiduría convencional dice que un ataque allí sería el equivalente a un suicidio. Koblet no tenía tiempo para sabiduría convencional, en el km 37 faltando 135 km para la meta, en un clima sofocante, se escapó del pelotón en una subida corta.

Los otros contendores de la clasificación general debieron sonreír al verlo partir, sin embargo, luego de 4 min de brecha las risas cesaron y comenzó la persecución.

Bobet pinchó y su equipo debió retrasarse para llevarlo al pelotón de nuevo, el grupo perdió el ritmo de persecución.

A 70 km de la meta Koblet todavía tenía 3 min de ventaja. Ahora los más fuertes tomarían el frente del pelotón. Coppi, Bartali, Bobet, Robic, Ockers, Magni y Géminiani. Los mejores corredores del mundo estaban cooperando en la persecución, turnándose al frente para acelerar el ritmo. Aún este grupo de inmortales del ciclismo no pudo impresionar el liderazgo de Koblet.

135 kilómetros después de su ataque Hugo Koblet entraba a la ciudad final de Agen. No mostró estrés en los kilómetros finales. Koblet los esperó en la meta y 2 min y 35 seg. después llegaba el resto del pelotón. Todos sin excepción, tanto periódicos como corredores, coincidieron en que si Koblet subía como en plano sería imposible vencerlo.

La etapa 17 de 224 km entre Montpellier y Avignon envió al Tour por primera vez en su historia por el Mount Ventoux. El corredor Lazaridès fue el primero en llegar primero a este puerto en la historia del Tour.

Miren las diferencias de tiempo!

La clasificación general del Tour de 1951 final fue:

  1. Hugo Koblet (Suiza) 142 h 20 min 14 seg
  2. Raphaël Géminiani (France) @ 22 min
  3. Lucien Lazaridès (France) @ 24 min 16 seg
  4. Gino Bartali (Italia) @ 29 min 9 seg
  5. Stan Ockers (Bélgica) @ 32 min 53 seg

Clasificación de escaladores:

  1. Raphaël Géminiani 66 puntos
  2. Gino Bartali 59 puntos
  3. Triple empate en el tercero entre Coppi, Koblet y Bernardo Ruiz con 41 puntos

Koblet era dispendioso en sus gastos, no podía decir que no a nadie, en la meta lo esperaban mujeres, llegaba a las carreras en un Studbaker en completo contraste con su rival Ferdy Kübler que cuidaba de su dinero, viajaba en tren a la carrera en 3ra clase y si hubiese existido 4ta clase Kübler la habría usado. Koblet era famoso por peinarse con peine en las carreras o en las llegadas como manera de mostrar su relajación aún en carreras exigentes para impactar psicológicamente a sus contrincantes.

En una ocasión se le acercó un industrial italiano y le entregó un cheque de 1 millón de liras por haber usado su nombre en la publicidad de su peine.

Su éxito económico lo empezó a volver holgazán en los entrenamientos, empezó a dejar esperando al equipo en las citas a entrenar aun así mantenía buenas condiciones.

Luego del Tour Koblet fue invitado a La Vuelta a Méjico, había estado un mes seguido de fiesta y aún así le dio 30 min de ventaja a los amateurs en la carrera y los superó al final por 30 min en una carrera de 200 km.

Estando en Méjico contrajo una enfermedad que afectó sus riñones y pulmones que afectó toda su vida de allí en adelante, nunca volvió a ser el ciclista que fue.

Un accidente en el Tour de 1953 en el descenso del Aubisque afectó aún más su salud y su carrera siguió en declive.

Durante una carrera de pista contra Fausto Coppi en 1957 en Colombia la discutió con el idea de emigrar a Argentina con una franquicia de vehículos, (Coppi estaba tratando de establecer su negocio de cuadros de bicicleta allá). En 1958 colgó la bicicleta y se mudó a Argentina buscando fortuna. Se deprimió por la lejanía del hogar y regresó a Europa pero encontró difícil establecerse de nuevo. Su esposa y gran amor, la modelo Sonja Bühl se divorció de él y empezó a perder el ánimo.

En Noviembre 6 de 1964 testigos vieron un Alfa Romeo corriendo a gran velocidad en Essligen a aproximadamente 140 km/h. El clima era perfecto, la carretera estaba bien pero el carro se estrelló directo contra un árbol. Koblet estaba solo en el carro. Los doctores lo operaron por 4 horas. Koblet tenía solo 39 años cuando murió. Por una rara coincidencia del destino el doctor que estuvo de primero en la escena y luego anunció su muerte se apellidaba Kübler. Todavía hasta hoy se debate si Koblet se suicidó o no.

Años después le preguntaron a Ferdy Kübler de 80 años acerca de Koblet y el casi en lágrimas recordando a su amigo y rival respondió muy simple “Que suerte tuve de rodar con un gran campeón como Koblet”.

Tomado de

McGann, Bill, McGann, Carol, 2006, The Story of the Tour de France, EEUU, Dog Ear publishing

Fotografía por Graham Watson. Ver más: http://www.uci.ch/road/galleries/tour-france/

Compartir en: