Bernal vestido de blanco y despiste de Nairo en triunfo de Dylan Groenewegen

Un jornada larga en distancia y tiempo no tuvo mayores sobresaltos salvo un despiste de Nairo Quintana que lo dejó cortado del pelotón cuando faltaban treinta kilómetros para la meta. Además de ver vestido a Egan Bernal con el maillot de líder de los jóvenes

A las 11h35 tomaron la salida 174 corredores. Nada más cruzar el km 0, Stéphane Rossetto (Cofidis) y Yoann Offredo (Wanty-Gobert) se lanzaron al ataque y apuestan por una escapada a dos y el grupo les da permiso. La ventaja de los dos fugados va en aumento durante 40 km y alcanza su máximo tiempo en 5’40 y no los dejaron superar ese tiempo

Los dos escapados se reparten los puntos en juego en los tres puertos del día, y ruedan lentamente (35 km/h de media) debido al viento de cara. Nicolas Roche (Team SunWeb) sufre una caída a 130 km de meta pero logra reintegrarse en el grupo sin demasiada dificultad. El pelotón, liderado por Tony Martin (Jumbo-Visma), Kasper Asgreen (Deceuninck-Quick Step) y Maxime Monfort (Lotto-Soudal), reduce el margen de maniobra de los escapados en los últimos 60 km y estabiliza su ventaja en torno a los dos minutos para controlar posibles contraataques.

No sucedía nada, hasta que Nairo Quintana quedaba cortado

“El corte final ha sido un despiste mío. Paré a orinar y arrancamos rápido, pero se lanzó rápido el grupo tras el sprint intermedio y nos han ido cortando la fila de coches, por lo que no podíamos regresar tan rápido. Por fortuna, el equipo estuvo ahí para respaldarme, no tuvimos problema para reenganchar y gracias a su trabajo el incidente queda en mera anécdota. Toca seguir mirando hacia adelante y afrontar las etapas peligrosas que nos vienen este fin de semana. Son perfiles exigentes y no será fácil manejarse, pero estamos bien y el equipo está haciendo un gran trabajo todos estos días”, explicaba uno de los lideres del Team Movistar.

Atentos siempre estuvieron Egan Bernal y Rigoberto Urán, una día antes de que el Tour tenga otra prueba de fuego el día de mañana en el Macizo Central, con una octava etapa camino de Saint-Étienne en la que se superarán siete altos puntuables -el último, la Jaillère (3ª), a 13 del final- y un sinfín de repechos en 200 km.

La general no sufrió mayores cambios, con Giulio Ciccone de líder de la general y de los jóvenes y por ese motivo Egan Bernal porta la camiseta blanca al ser el segundo en esa clasificación.

Compartir en: