La utilidad de la Variabilidad de la Frecuencia Cardíaca (HRV) y del Coeficiente de Variabilidad (CV) en el entrenamiento

Les recomendamos la app ELITEHRV la pueden bajar desde su celular !!!

Es interesante analizar la variabilidad de la frecuencia cardíaca (HRV – Heart Rate Variability) como una herramienta mas en el ciclismo en combinación con el Training Stress Score TSS medido por la potencia, puede ser una herramienta de medir el agotamiento o la falta de entrenamiento y también la variación de este mismo HRV, Coeficiente de Variabilidad (CV – Coefficient of Variability) para ser mas exactos en la carga de entrenamiento y la reacción del organismo

La interpretación de los datos de HRV (Variabilidad de la frecuencia cardíaca – Heart Rate Variability) con el fin de monitorear las respuestas de entrenamiento se ha centrado en comparar los valores contra una escala de edades y perfil de entrenamiento. O sea, valor HRV es alto o bajo en relación con su línea de base. Aquí, se analiza el cambio agudo (es decir, diario) en el HRV. Este método de análisis donde el entrenamiento guiado por HRV basado en el HRV diario, dió lugar a mejoras superiores en el rendimiento de resistencia comparado con el entrenamiento pre-planificado. Este enfoque de la formación guiada por HRV es bastante reactivo, lo que requiere que el usuario realice modificaciones diarias de entrenamiento. Esto puede o no puede ser práctico para las personas y es ciertamente muy poco práctico para su uso entre los equipos deportivos.
Un enfoque diferente de la formación guiada por HRV, basado en promedios semanales, encontró que los sujetos que mejoraron el rendimiento de resistencia después de un período de entrenamiento de 8 semanas también mostraron mejoras progresivas en su HRV promedio semanal. Esto contrastaba con los sujetos que no mostraban mejoras de resistencia, sin cambios o incluso redujeron el HRV semanalmente.

El promedio de datos de HRV a lo largo de la semana explica la fluctuación diaria de sus puntuaciones (es decir, cambios agudos) que puede ser engañosa cuando se interpreta de forma aislada. Por ejemplo, investigaciones recientes encontraron que una puntuación aguda del HRV no era capaz de detectar las respuestas en los atletas de resistencia durante el entrenamiento, pero si se observó cuando los datos se promediaban semanalmente y se asociaban con la respuesta de entrenamiento. Esto alentó la adopción del promedio móvil en la práctica ya que proporciona un reflejo más preciso de la adaptación general del entrenamiento. Además, permite que el entrenamiento sea menos hiperreactivo a los cambios agudos que pueden o no tener relevancia.

Una limitante de los datos promedio de HRV es que no refleja la magnitud de la fluctuación en el HRV que se produce a lo largo de la semana. Muestra que, a pesar que no hay cambios significativos en el promedio de HRV durante el entrenamiento, hay una reducción progresiva notable en la fluctuación diaria. Esta respuesta adaptativa se pasaría por alto si uno sólo considerara que los cambios medios de HRV fueran significativos.
La fluctuación se cuantifica utilizando el coeficiente de variación (CV) que simplemente se calcula como la desviación estándar (de los datos de HRV) dividido por el valor medio del HRV y expresado como un porcentaje. Si bien el HRV medio refleja la actividad vagal o parasimpática promedio, el CV representa perturbaciones que ocurren en ella, como el estrés (disminuciones en el HRV) y la respuesta de recuperación (retorno a la línea de base o superior) a los eventos de entrenamiento y estilo de vida.

Los atletas que están en mejor forma tienden a mostrar menos fluctuación en sus valores diarios de HRV (es decir, un valor CV más pequeño). Esto puede explicarse en parte por el hecho de que las personas en forma demuestran una reactivación parasimpática acelerada después de un ejercicio intenso en comparación con individuos menos entrenados

Se encuentra que el entrenamiento a una intensidad por encima del umbral de lactato tendía a aumentar el HRV mientras que el entrenamiento a una intensidad por debajo del umbral de lactato tendía a causar disminución del HRV. Sin embargo, la magnitud de la correlación entre el entrenamiento de alta intensidad y el HRV fue menor que las relaciones con el entrenamiento de baja intensidad. En general, los atletas que están en mejor forma y en mejor estado de entrenamiento muestran menos fluctuación diaria en el HRV y, por lo tanto, un CV más pequeño.

¿Cómo se relacionan los cambios en el CV con los cambios en la condición física? Se encontró que las personas que vieron una disminución en su CV tendían a experimentar mayores mejoras en su condición física, mientras que aquellos que vieron un aumento en su CV tendían a experimentar mejoras más pequeñas, o en algunos casos sin cambios o inclusive reducción de la condición física. A medida que avanzaba el entrenamiento las personas que se estaban adaptando mejor a la formación mostraban menos fluctuaciones en sus puntuaciones de HRV.

Dado que el ejercicio de alta intensidad tiende a reducir el HRV durante uno o dos días después del entrenamiento, sería razonable suponer que los períodos de carga de entrenamiento más pesada aumentarían el CV (debido a mayores fluctuaciones del HRV en respuesta al entrenamiento) en comparación con los períodos de carga de entrenamiento más ligera.

También hay que tener en cuenta el efecto que los factores no relacionados con el entrenamiento tienen en el HRV al interpretar los datos. Los eventos que son altamente estresantes para un individuo, así como factores como la mala calidad del sueño, el consumo excesivo de alcohol, los viajes y así sucesivamente pueden contribuir a reducciones sustanciales en el HRV y, por lo tanto, afectan el CV. En este sentido, un aumento del CV cuando la condición o entrenamiento no es excesivo puede ser el resultado de factores no de entrenamiento.

Se destaca la importancia de supervisar no solo los indicadores de carga de entrenamiento y rendimiento para una interpretación significativa, sino también factores que no están relacionados con el entrenamiento, para agregar el contexto adecuado para el curso de acción. Incluso las tendencias que parecen indicar una respuesta positiva (es decir, el aumento progresivo del HRV) en realidad pueden estar reflejando la hiperactividad parasimpática como resultado del exceso de volúmenes de entrenamiento de resistencia (menos probabilidades de ocurrir en el deporte de equipo y atletas anaeróbicos).

Excluyendo a los atletas recreativos, parece que entre 6-8% es un promedio bastante común para los valores de CV entre una variedad de atletas. Sin embargo, se entiende que los valores individuales van desde tan bajo como 1% a >20%. Los atletas de nivel superior y más aptos a menudo tienen un CV que oscila entre 2-6%. Los atletas que son menos aptos o de menor estado de entrenamiento por lo general tienen valores CV en el rango de 7-12%. Es importante tener en cuenta que estos son rangos generales y siempre hay excepciones.

Por sí sola, una reducción en el CV parecería ser una respuesta positiva, sin embargo, si la reducción del CV se produce con una reducción concomitante de la media del HRV, en otras palabras, el HRV disminuyó (reducción del CV), esto sería una respuesta altamente desfavorable. Por lo tanto, la media del HRV y el CV deben evaluarse conjuntamente para evitar interpretaciones erróneas de la respuesta al entrenamiento.

Aumento del CV, sin cambios o con pequeña disminución de la media de HRV
• Indica un aumento del estrés fisiológico. Típico durante las nuevas fases de entrenamiento o aumentos en la carga de entrenamiento. Una posible indicación temprana de fatiga. Esto también tiende a ocurrir en situaciones de desentrenamiento.

Disminución del CV, disminución de la media de HRV
• Indica un nivel más severo de estrés fisiológico y generalmente la respuesta menos favorable en los atletas cuando no se desea un exceso intencional. Mejor no dejar que persista durante 1 semana.

Disminución del CV, aumento de la media de HRV
• Indicativo de adaptación positiva y posible aumento de la condición física. Sugeriría que el atleta está manejando muy bien el entrenamiento. Sin embargo, en situaciones de volúmenes muy altos de entrenamiento de resistencia, esta tendencia es probablemente indicativo de hiperactividad parasimpática y fatiga.

 

 

Compartir en:
Selecciona tu moneda
COPPeso colombiano