Julián Caicedo con la vista puesta en Tokio 2020

El quindiano es un especialista en el Paratriatlón, disciplina que adoptó en el 2015 y de la que acaba de participar en el Mundial de la especialidad en Sarasota, Estados Unidos.

Caicedo de 39 años, perdió su pierna derecha en un accidente de moto en el 2011, allí inicio una nueva etapa de su vida en la que le ha tocado sortear muchas dificultades, pero ha logrado mantener la motivación, con el deporte como herramienta.

Deportista desde niño, primero en el Bicicross y luego en el ciclomontañismo, Caicedo ha querido demostrarse a sí mismo que puede valerse por sí mismo en primer lugar, luego apareció el Triatlón en el horizonte, una válvula de escape en un momento donde llego a pensar que si vida había terminado.

“Siempre mi mayor motivación fue la de salir adelante yo mismo. Al principio demostrarme que el perder una parte de mi cuerpo no es el final del mundo. No es motivo para dejar de creer en Dios o pensar en el fracaso, incluso en cosas más radicales como el suicidio, las drogas o el alcohol, creyendo que mi vida se terminó” mencionó el quindiano en una entrevista a Semilleros Deportivos.

Superado el momento crítico, trabajó fuerte para seguir adelante y aumentar su nivel deportivo, empezando a destacar en diversas pruebas y logra entrar en la Liga Antioqueña de Triatlón. Allí En el 2015 logró el primer puesto en el Campeonato Nacional de Paratriatlón en Cartagena y ese mismo año se subió al primer lugar en Clermont, Florida.

Su progreso no se detuvo y logró clasificarse para el Campeonato Mundial de la especialidad celebrado en días pasados. No estuvo en su día, las condiciones de competencia tuvieron un cambio, eliminaron la natación y pusieron el trote en dos partes, al inicio y al final teniendo la bicicleta como enlace. El cambio y el calor extremo hicieron mella en Caicedo, que se desplomó en plena competencia y debió ser atendido por el cuerpo médico.

De regreso en Colombia retomará su preparación en Liga Antioqueña de Triatlón, el mundial ya está en el pasado y la meta en Tokio 2020 sigue en el horizonte.

Compartir en: