Jornada inédita en el Giro de Italia sub 23 para Colombia

Ganar una etapa y ser protagonista es reflejo de un trabajo colectivo, lograr el 1-2 como se hizo hace un año muestra el poderío de un grupo, pero conseguir los primeros cuatro puestos en una etapa es un indicativo ineludible del poderío de una generación.

La segunda victoria en línea del tolimense Camilo Andrés Ardila ha fortalecido el dominio colombiano en casi todas las clasificaciones a excepción de la camiseta por puntos que volvió a las espaldas del británico Ethan Hayter.

Y es que detrás de Ardila, entraron a línea de meta Jesús Peña, Einer Rubio y Juan Diego Alba. Sencillamente la quinta jornada de la ‘corsa rosa’ con final en el Passo del Maniva después de 158 kilómetros quedará por siempre en los anales del ciclismo nacional.

Los 145 kilómetros de terreno llano los controló el quinteto colombiano de Manzana Postobón permitiendo fugas con corredores distantes en la general. Así hasta llegar al pie de la montaña para iniciar otro operativo de selección.

Peña y Alba comenzaron a endurecer la carrera, y a falta de 8 kilómetros Ardila sorprende y se marcha en la búsqueda de un grupo de 18 corredores que permanecían por delante. El ataque de Ardila fue respondido por Peña y Rubio como escoltas de la Maglia Rosa. Pero el paso del tolimense era imparable.

A cinco kms dió alcance a los fugitivos y los paso de largo. Entonces se configuraba el poker colombiano. Ardila volvió a celebrar, Jesús David Peña llegó a 1.08, Einer Rubio a 1:12 y Diego Alba a 1:22.

En la general Ardila aumentó su diferencia a 2:08 sobre el italiano Alessandro Covi (Team Colpack).

Este jueves el equipo nacional se dispone para la durísima etapa, considerada la reina de la actual edición con 94 kilómetros de recorrido y doble escalada al mítico Mortirolo.

Compartir en: