Ciclistas: depresión y ansiedad

“El deporte no es la vida”

La inesperada muerte de la ciclista Kelly Catlin, ha afectado a muchas personas pertenecientes a la industria del ciclismo, donde lamentablemente con este suceso se dio a conocer aún más que los ciclistas también son seres humanos que sufren y padecen de problemas, incluso muchos de ellos los consumen más allá de los limites que como persona y deportista pueden lidiar. Estos chicos pueden llegar a sufrir de muchas condiciones de índole psicológico si no se tratan con tiempo, como lo es la depresión y la ansiedad, ambas una bomba silenciosa que acaba con la vida de muchas personas como lo fue la de Catlin sin previo aviso, muchas veces sin dar indicios o síntomas.

“Las brisas nunca soplan suavemente en el ciclismo. Incluso los vientos de cola empujan con fuerza y pueden aterrorizar a quienes no están preparados para ello”.

Estas condiciones en las personas que las padecen suelen tomar años en realmente caer en cuenta de que algo está mal, y lo más difícil aún es tomar la decisión de que pueden pedir ayuda, dejando detrás los comentarios o posibles opciones que las personas pueden dar, ya sea para ayudar o simplemente por colaborar con alguien que necesita apoyo, pero muchas veces los pacientes asimilan esta ayuda como una debilidad, y más aún en estos chicos que practican deporte, en específico el ciclismo, ya que les enseñan a ser fuertes, a combatir el dolor y mucho mas a perseverar a través de todas las dificultades e inclusive a ignorar aquella intranquilidad mental, pero lamentablemente para estos chicos “el deporte no es la vida”, por ende, deben combatir con lo más importante que es su estabilidad emocional, ocultando muchas veces su sufrimiento, por el rechazo que puedan sufrir.

Cabe destacar que hay muchas personas con estas condiciones que utilizan los diferentes medios sociales, y mas aún el Twitter el cual se convierte en una especie de confesionario para estas personas que diariamente luchan con sus frustraciones, tristezas, angustias, pero aún así estos medios no dejan de generarle a estas personas un limbo donde se pueden desahogar pero a fin de cuentas no es lo mismo como buscar la ayuda de un profesional, que sepa como abordar a estas personas, y mas aún a estos ciclistas que se enfrentan a retos inimaginables y que en muchas ocasiones dejan un daño en ellos.

Sin embargo, es importante recalcar que el proceso al que se someten estas personas es difícil, se necesita toda la valentía posible para que aquellas personas que están pensando en suicidio busquen ayuda, ya que su psique está totalmente confundido y muchas veces dañada. Esta chica, Kelly Catlin fue una guerrera por ser quien era, por ponerse retos hasta que ya no pudo más, no obstante se debe reconocer que el acto que cometió contra su vida fue una decisión tomada por ella en donde le pone fin a su sufrimiento llegando de esta manera a su línea de meta, recorrió todos los caminos que decidió trazarse y por lo tanto hay que celebrarla por eso, por la vida que vivió y ganó, pero aún así hay que reconocer que aún con los vientos más fuertes en contra, aun tienes opciones de vivir, como dijo Viktor Frankl, “el dolor es inevitable. El sufrimiento es opcional”.

Es por ello que debido a lo difícil que resulta tomar el número y llamar por ayuda, es recomendable que primero sea aceptado que se tiene un problema, diciendo en voz alta: estoy en control y necesito ayuda, esto genera en los pensamientos un cambio, una acción para en muchos casos no atentar contra la vida.

Compartir en: